Histeroscopía

Histeroscopía

La histeroscopia, es una técnica muy útil para recabar información sobre el estado general del útero de la mujer, y a través de ella, el ginecólogo puede comprobar si existen tumores benignos como los miomas, o tumores cancerígenos o, simplemente, pólipos que son los responsables del abundante sangrado menstrual.

Razones para realizar el procedimiento

La histeroscopía se puede realizar en mujeres que tienen sangrado uterino anormal. Se puede utilizar para contribuir a diagnosticar causas de infertilidad o de abortos espontáneos reiterados.

La histeroscopía también se puede utilizar para evaluar adherencias uterinas (síndrome de Asherman), pólipos y fibromas, así como también para localizar y extraer dispositivos intrauterinos (DIU) que se hayan movido de lugar.

Desde el punto de vista terapéutico, la histeroscopía se puede utilizar para ayudar a corregir problemas uterinos. Por ejemplo, se pueden extraer pequeñas adherencias y fibromas por medio del histeroscopio, y así se suele evitar una cirugía abdominal abierta. 

Su médico puede recomendarle también una histeroscopía ambulatoria

Para realizar la histeroscopía ambulatoria, el ginecólogo utiliza histeroscopios muy finos, que tienen entre 3 y 5 milímetros de grosor como máximo. Además, este tipo de histeroscopia, aunque se trate de una prueba ambulatoria, permite al médico recoger una muestra o biopsia, en caso de que estimase oportuno recogerla.

La paciente es ubicada en una camilla, y el ginecólogo introduce el histeroscopio por vía vaginal. Esta prueba no suele durar más de 15 minutos, y una vez terminada, la paciente se puede ir a casa con total normalidad

Contraindicaciones de la histeroscopia:

  • Embarazo.
  • Estenosis Cervical
  • Enfermedad pélvica inflamatoria aguda.
  • Perforación uterina reciente.
 
 
Direccion:

Nicolo Paganini 190  San Borja

Reserve una Cita:

(01) 225 2797
99 9708 090

Email:
juan.quispe@upch.pe